• vivebien

BODEGAS ALMAU, la fascinación de mi infancia.

Miguel Almau y tia Luisa Casorran; ( hermana de Julián, mi abuelo materno); ya regentaban el establecimiento; como segunda generación desde su fundación en el siglo XIX.Para mi tenía desde mi niñez un atractivo y una curiosidad especial.

Ceci, como " alma mater" y Miguel tomaron el relevo; continuado a día de hoy por sus creativos hijos.

Expenden vinos, miman a sus clientes; confiesan a los más adictos; y alegran a los más taciturnos. En el animado local se dan cita figuras de la cultura y el espectáculo; más de algún turista; y sobretodo clientes fieles con facilidad oratoria y ganas de compartir un vino en agradable conversación.

Miguel Ángel es en este momento el dinamizador de la bodega; allí se fomentan las artes y se recupera la identidad del Tubo.Casi 1000 referencias de vino llenan las cuidadas estanterías del local.

Es uno de los pocos lugares auténticos de la zona; donde han ganado un solar que fue un taller de un zapatero; tuvieron vecindad con una famosa churreria; y un patio interior con una relojería.La zona está hoy dedicada a la hostelería en su totalidad.

El aroma a madera; anchoas en vinagre; rica tortilla de patata, y a aire amistoso y bohemio; hacen de nuestra Bodega ALMAU un lugar imperdible del buen beber y el buen vivir; matizado con una amable sonrisa.

Mil gracias por vuestra lucha en conservar la esencia del Tubo; sois un trocito antiguo en el Zaragoza contemporáneo.

495 vistas

© 2019 vivebien. Todos los derechos reservados. 

Suscríbete a nuestra newsletter.

Página web diseñada por