• vivebien

"Café de Levante"

Nos sentamos en la terraza del Café de Levante, y con parsimonia y lentitud, nos tomamos una leche merengada desbordada de canela....(Tarde estival. José Antonio Labordeta,)


Deliciosos momentos vividos en este mítico y referente café Zaragozano.


Fué Agustín Charles, hombre con iniciativa y buena visión de futuro, quien decidió abrir una tienda de alimentación llamada "Charles", en las afueras y pegada a la Puerta del Carmen, que era entrada obligatoria y de pago a la ciudad. Se le podía considerar casi como un local de carretera, al cual acudían mercaderes, estudiantes y viajeros.

En la trastienda, Don Agustín, se reunía con sus amigos a tomar café y "echar una charrada". De estas tertulias de amigos, surgió la ídea de abrir un café. al cual lo llamaron así, por su situación en la carretera de Valencia.


Muchos utilizaban la picaresca y entraban y salían por el Café Levante, para ahorrarse el impuesto de entrada a la ciudad o fielato y así no pasar por debajo de la Puerta del Carmen, en la que estaban los cobradores del impuesto.


El negocio se hizo famoso, por sus horchatas y leche merengada insuperable, pero la idea de aislar el importante monumento emblemático, nuestra querida "Puerta del Carmen", forzó en 1.927 a Don Agustín, a buscar otro lugar donde establecer su próspero negocio, encontrándolo en el número 9 del Paseo de Pamplona, donde había un precioso boulevard.

Poco a poco el Café se fué convirtiendo en lugar de encuentro de los intelectuales de Zaragoza, donde era habitual reunirse a "tertuliar".


En 1.976, con la llegada de la especulación, de nuevo tuvo que trasladarse, y en esta ocasión se instaló en la calle Almagro número 4, donde hoy se encuentra.


El espacio, mantiene su esencia modernista, con sus vidrieras emplomadas y coloristas, sus antiguas mesas de mármol y bancos tapizados, sus paredes mostrando fotografías de antaño ...


Llego y me siento, con un buen café, una libreta y un lapicero, esperando encontrarme con alguno de vosotros, o quien sabe si aparecerá esta tarde alguno de mis admirados intelectuales aragoneses, y podremos sin prisa, conversar y compartir momentos de la vida.




575 vistas2 comentarios

© 2019 vivebien. Todos los derechos reservados. 

Suscríbete a nuestra newsletter.

Página web diseñada por