• vivebien

FAST FOOD ROMANO


Los romanos tenían ya sus restaurantes de comida rápida, como el Thermopolium y La Caupona. El primero tenía una amplia barra de mármol en forma de ele con varios recipientes de barro incrustados para mantener ciertos guisos y bebidas a temperatura óptima, también taburetes y mesas dentro y fuera del local y esclavos para atenderlas.


La Caupona era una tienda de bebida y comidas frías ya preparadas; vino, chacinas, quesos o encurtidos para tomar allí o llevar. No había bancos ni mesas, solo una barra exterior para los clientes. Ambos eran llamados "tabernae", el origen de nuestras tabernas.


Los romanos también tenían las "mutatio". dotadas de cuadras, caballos, correaje, repuestos para los carros y veterinarios, que cubrían los medios de servicio de los viajeros. Estas estaciones de servicio estaban situadas cada 15 km en las calzadas romanas. Y cada tres "mutatio" se situaba una mansión, donde se podía comer, darse un baño y dormir.

El pan era el alimento estrella de los romanos; aunque de vez en cuando comían huevos, queso, aceitunas, verduras, frutas, sopas y legumbres. Las carnes se comían poco, solían ser pollo o cerdo, y los más adinerados, buey. El pescado solo se comía en la costa.


Los vinos eran saborizados de maneras variadas. Por ejemplo, estaba el "passum", un vino fuerte y dulce de pasa, entre otros. Y la cerveza era conocida también, pero considerada vulgar.


Los comensales usaban coronas cuyos aromas variados eran usados para contribuir a la salud y la atmósfera del local. El tipo de corona que una persona usaba representaba la posición que tomaba en la clase alta. Buen provecho, Augustus.



265 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

UN MILAGRO