• vivebien

LA MAGIA DE LA FAMA



La Librería Lello estuvo a punto de cerrar en el año 2015, y en este momento hay fila para entrar en ese pequeño local de estilo neogótico. Incluso se paga 5 Euros por el acceso, aunque luego te lo descuentan del precio del libro que compras.

Pero no es la belleza del lugar, ni siquiera los libros; lo que atrae a la multitud. Es la magia de HARRY POTTER... o más bien de J.K. Rowling, la creadora del personaje. Se casó con un portugués , vivió varios años en la ciudad atlántica, y se dedicaba a la enseñanza y la escritura antes de regresar a Edimburgo.

Los fanáticos seguidores del mago quisieron seguir las evidentes huellas de inspiración de la escritora, , y creyeron ver en esta librería rincones, pasadizos y los libros como manuales de instrucciones para los hechizos de Potter y sus amigos.

La librería Lello negaba la entrada a quienes accedían únicamente para fotografiarse en lo alto de la escalera curvada.

En la actualidad el establecimiento cuenta con 60 empleados, y su función principal no ha perdido fuelle, ni han tenido que recurrir a ser librería-teteria, como a finales del siglo XX. Se venden alrededor de 1200 ejemplares por día, y presumen de un catálogo de más de 60.000, según han revelado sus propietarios.

4.000 visitantes al día es la Maldición de Harry Potter. Una condena que debe llevarse con complacencia, pues siendo el lugar por donde pasaron grandes escritores portugueses, solo sobrevive gracias al personaje de un libro posiblemente inspirado por su ambiente.



© 2019 vivebien. Todos los derechos reservados. 

Suscríbete a nuestra newsletter.

Página web diseñada por