• vivebien

      PINTO A LA MUJER MORENA

Julio Romero de Torres fue ante todo un pintor de almas. Representa a la mujer liberada, a la transgresora, a la emancipada, sin distinciones y de todas las clases sociales; se convirtió en un profundo investigador de las personas retratadas, otorgando el protagonismo absoluto a la mujer en todas sus versiones.

La guapa modelo que posó para "La Fuensanta", era Maria Teresa López González, una argentina hija de emigrantes españoles regresados a España y afincados en Córdoba.

Teresa empezó a posar para Julio Romero con solo 12 años , debido a la vecindad que tenía con el estudio del pintor en Córdoba y que hizo que él reparase en aquella niña a la que iría pintando en numerosos cuadros y por la que llegó a sentir una atracción irresistible. Cuando Julio la retrató en este cuadro Teresa tenia 16 años, y de ella se llegó a decir que había sido su amante, relación que ella siempre negó y que ratificó poco antes de su muerte en 2003 olvidada en una residencia de ancianos.

Como anécdota, citaremos que este cuadro pertenece al imaginario español, que figuró reproducida en los billetes de 100 pesetas que se emitieron en España en 1953 y estuvieron en circulación hasta 1978.

También retrató a la "femme fatale" que tanto fascinaba a Europa en ese momento y que en España parecía imposible aceptar. Mujeres que aparecen melancólicas en paisajes oscuros, y significados alegóricos, como la muerte, la vida, el amor, lo sagrado...

(Exposicion Espacio Ibercaja Patio de la Infanta de Zaragoza hasta el 8 de Septiembre de 2019)

© 2019 vivebien. Todos los derechos reservados. 

Suscríbete a nuestra newsletter.

Página web diseñada por