top of page
  • Foto del escritorvivebien

RIQUEZA DE IDIOMA

"La retranca es la defensa del aparente tonto ante el aparente listo" . Es un humor defensivo. Una de las características del aragonés es la agudeza. En el insulto aragonés hay incluso humor: Mostillo, tontolaba, ababol, maduro"...

Hablemos del "tontolaba". Viene de la costumbre de poner en los Roscones de Reyes un haba y un regalo. Al que le tocaba el regalo le coronaban como rey de la fiesta, y al que le tocaba el haba tenía que pagar el roscón, y le llamaban el "tonto del haba"; de ahí viene la transformación de la palabra unida y sin h, hasta llegar a "tontolaba".

Hay expresiones utilizadas a diario por muchos aragoneses, como "rasmia" (ímpetu o energía); "somarda"(socarrona y sarcastica); "laminero"(goloso); "chipiarse" (empaparse);

"esbafar"(suele emplearse con bebidas cuando se le va el gas o cuando un perfume pierde su aroma), "zaborrero"(chapucero, que hace las cosas rápido y mal); "dar pampurrias"(dar asco o grima); "escaparrar"(mandar a alguien a hacer puñetas).




Por cierto, que esta expresión nació en el siglo XIX en Madrid, y significa literalmente "Vete a la carcel"; porque ese era el trabajo habitual que hacían las presas que cumplían condena en la Carcel de Casa Galera, la Prisión provincial de Madrid. Haber hecho puñetas o haber sido llevada a la calle de Quiñónes significaban la misma cosa: Haber estado en la carcel y trabajar esta labor de ganchillo de gan calidad, para las bocamangas de las togas de los Jueces.

La frecuencia con que en España soltamos un insulto o palabra malsonante es de 1 palabra cada 200, es decir que cada español baraja diariamente una media de tres insultos, incluso dirigidos a uno mismo cuando se comete una torpeza.

En el idioma ingles, de cada 8000 palabras, apenas 15 eran insultos, se dice en uno de los últimos conteos.



405 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page